BIENVENIDOS A SU DANZOTECA 3

Su amigo, DanzoneroX, les da una cordial bienvenida a este nuevo espacio alternativo donde pondré el historial de documentos, textos y materiales relacionados con el danzón y sus circunstancias. Cualquier aportación será bien recibida.

miércoles, 24 de febrero de 2010

LOS NOMBRES Y SOBRENOMBRES… de las leyendas del Danzón

Recibido el 24 de Febrero de 2010.

LOS NOMBRES Y SOBRENOMBRES… de las leyendas del Danzón

Que tal mis estimados lectores
Ni duda cabe que nuestra idiosincrasia de mexicanos nos distingue inmediatamente del conglomerado humano, ya que tenemos una forma especial de pensar, de ser, de bailar, de sentir la vida, así como nuestra actitud ante la muerte, ahora me referiré a los sobrenombres o alias, que al parecer el 90% de los habitantes de nuestro México empleamos para nombrar con cariño no solo a personas sino hasta algunos lugares. Estos sobrenombres a veces sumamente ingeniosos, otras sarcásticos, y algunos muy elegantes han campeado en el ambiente del Danzón, como lo muestran tanto el contenido del libro “Imágenes del Danzón, Iconografía del Danzón en México” del celebérrimo escritor e historiador Don Jesús Flores y Escalante, así como la parte histórica que escribe Don Antonio Cedillo Castillo en su libro “De Cuba con amor…. El Danzón en México” en las dos obras nos muestran todo un compendio de este fenómeno antropológico en el ámbito danzonero. Dentro de toda esa riqueza descriptiva de las circunstancias que en los salones de baile tenían en los años 30s, los autores nos brindan también, toda una gama de nombre de bailadores y bailadoras en menor grado, así como de los salones de baile de esos años, con sus respectivos motes con que fueron conocidos, tenemos primero a los más prestigiados campeones y bailadores más destacados de esos tiempos, iniciaré con el más conocido:

Manuel M. Rosales…. (a) El Gallito; Maestro de maestros, bailador fuera de serie, campeón no solo de Danzón, también de Tango, Fox Trot, vals, y blues. Primero alumno y luego maestro de baile en el Instituto Norteamericano de Baile, Arthur Murray, con sede en Nueva York

Jesús Ramírez… (a) El Muerto; Quien era originario del estado de Jalisco, y fue conocido así por que en una ocasión se le desprendió un zapato y como no contaba con el calcetín mostró su piel que era tan pálida, que el zapatero que le fabricaba especialmente el calzado, expresó asombrado “pareces un muerto” hay que mencionar que fue alumno del maestro Rosales y ejecutaba también todos los bailes de la época

Daniel Berriel….(a) El Calcetín; quien fue conocido únicamente como bailador de Danzón, originario de Veracruz residente en el Distrito Federal, gran rival del Gallito además de ser peluquero de profesión.

Ventura Miranda; Esta es la excepción de la regla de los sobrenombres, más, es leyenda en los salones de baile, tanto por lo particular del nombre Ventura, además de ser reconocido como campeón de baile en diferentes ritmos de ésa época.

Vicente Hernández Sollano… (a) El Alegría, es de imaginarse el porqué de este apelativo

Enrique Tapia…… (a) El Capitán, quien se ostentaba como el inventor del Danzón floreado

Pepe……“La Burra” junto con otro bailador de quien solo se conoce su alias “El Guacho”: Personajes perteneciente a la feligresía del baile de salón y por supuesto destacados ejecutantes de Danzón.

Ramón Berumen……. (a) El Bello, Referee profesional de boxeo muy popular en la Arena México por muchos años además de asiduo bailador de Danzón en los salones.

Enrique Romero; Maestro de baile y bailador paradigmático

Se quedan en el tintero muchos nombres más, ya que el ser bailador de estos templos, se convirtieron en verdaderos devocionarios de hombres y mujeres que se pierden en la bruma del tiempo, Más también debo de mencionar que el mismo fenómeno de soslayar los verdaderos nombres se utilizó para conocer los salones de baile, así que El salón Smyrna se convirtió en “El Esmeril”, al salón California se le conoció como “El Califas”, Al salón Colonia le decían “El Cocol”, al emérito salón “México” se le conocía por “El Marro”, debido a el penetrante aroma a vaselina barata mezclada con el sudor de los bailadores, que golpeaba el sentido del olfato a los recién llegados a sus puertas. Continúa esta tradición en la actualidad, pues podemos encontrar al Sr. Arturo Sánchez, y su alias “El Capullo”, o a Roberto Salazar quien es ahora “El Chale”, además del decano de los bailadores, don Pedro Velazquez más conocido por “El Abuelo”, o a Antonio Arellano a quien en realidad no tengo confirmado su sobrenombre ya que hay dos versiones que me han dado, una es de “El Mirruñas”, y otra es la de “El Chinguiñas”, existen otros personajes como “El Gato” Uvalle, así mismo está otro bailador a quien le dicen “El Toro”, uno más de quien desconozco su verdadero nombre y es el de “El Toby” quien se ostenta como presidente de la Federación de Bailes de la República. Todo esto es un fenómeno que se da en el Distrito Federal, y que al parecer tiene para continuar mientras el Danzón siga vivo.

Atentamente
Aspirante eterno
Enrique Guerrero Rivera

INSCRIPCION A LA ASOCIACION MEXICANA DE DANZONERO

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...