BIENVENIDOS A SU DANZOTECA 3

Su amigo, DanzoneroX, les da una cordial bienvenida a este nuevo espacio alternativo donde pondré el historial de documentos, textos y materiales relacionados con el danzón y sus circunstancias. Cualquier aportación será bien recibida.

jueves, 18 de febrero de 2010

PIENSO……..ME INCOMODO……………… ¡!LUEGO EXISTO¡¡

Recibido el 3 de Noviembre de 2009.

PIENSO……..ME INCOMODO……………… ¡!LUEGO EXISTO¡¡

Que tal amigos, y estimados participantes.
Como un acto de fe asistimos los bailadores consuetudinarios a bailar cada domingo a la fiesta que nos brinda la Banda de música del gobierno del estado en el centro histórico de la ciudad de Querétaro al igual que en muchos más lugares del país se hace, en donde los que vivimos sumergidos en este mar de amarguras, tanto económicas como políticas, de seguridad y demás males que aquejan a nuestro país, decidimos acudir a la isla del placer, en que se convierte el bailar con música en vivo, donde fieles a la costumbre aprovechamos este espacio público para sentir esta magia del sonido de la música, y se genera la paradoja de estar con mi esposa, en una intimidad pública, puesto que no es nuestro afán el de exhibirnos ante nadie, procuramos estar siempre absortos en el estado de hedonismo que nos causa el Danzón, y por supuesto no podemos evitar el ser observados por los que asisten solo a sentarse a escuchar la música y según su decir a ver bailar. Es inevitable entonces, pues existe un público, que aún y cuando algunos compartimos la idea de no estar bailando para ellos, todos pasemos a ser figuras públicas, e ineludiblemente somos sometidos a la crítica, desde las que contiene el halago fácil, pasando por la indiferencia y llegar a la actitud reprobatoria. Hay observadores que solo comentan entre sí, pero también los hay los que en voz alta se expresan, o les brindan abiertamente aplausos a las parejas con que se identifican por su sentir de la música, y hasta llegan a señalar con la mano a las parejas que les reprueban. Ese es el temido monstruo de las mil cabezas, que como sirenas encantadoras sueltan sus cautivadores cantos mareándonos a más de algunos, como en la historia de la Odisea le ocurre al héroe griego Ulises, para buscar su naufragio, aunque también existen los que son muy sinceros y directos en sus comentarios.

Más de alguna vez hemos sido abordados por varias personas que son observadoras, uno en particular que se dio recientemente, caballero de avanzada edad que nos decía, según recuerdo muy puntualmente su comentario; “Yo asistí a bailar Danzón por muchos años en los salones de baile del D. F. en donde de verdad se sabía bailar, y que diferencia, nunca desperdiciamos la música, ni hacíamos tanta maroma, nos apretábamos muy juntitos, y no soltábamos sino hasta el final de la música ¿a ver dígame porqué se paran? Se pierden de lo más sabroso del Danzón, ahí nos conocimos mi esposa y yo, después ya casados, en nuestros viajes también bailados en otros lados como en Veracruz, Tabasco y Yucatán y siempre nos han felicitado, no hacíamos tanta faramalla como Usted lo hace, que le hecha mucha crema a sus tacos, de plano No sabe lo que es bailar Danzón” sustancialmente eso es lo que recuerdo de su observación y crítica directa, en que al parecer esta técnica de seguir los acentos, y mantenernos en movimiento hasta que termina la frase musical, y sobre todo por respetar el no bailar los estribillos lo que chocó con su concepto personal del baile, desafortunadamente no pudo bailar en ese momento en que le pedí que lo hiciera, ya que su esposa hacía tiempo que había fallecido, se lo solicité para entender la diferencia de ejecución de alguien que se dice “verdadero danzonero” y nosotros, noveles bailadores. Ya después entramos en confianza y continuamos charlando, e insistía en saber el porqué nos detenemos. Era evidente su desconocimiento de la cultura del Danzón, no sabia de las partes del Danzón, ni de compases musicales, replicaba, “nosotros solo nos dejábamos llevar por la música” así que le mencioné algunos aspectos del Danzón que actualmente son del conocimiento básico de la comunidad danzonera del país, y que conforman el idioma específico del mismo, aspectos tales como lo que es un cuadro básico, acento, notas sensibles, cinquillo, estribillo, cedazo, remate o síncopa, desarrollo o adagio, montuno, entradas y floreos y su aplicación en cada parte del Danzón y que lo más importante es el disfrutar plenamente el bailar sin afán de lucimiento o de exhibición. Se despidió nada convencido, aunque no era mi propósito, diciéndome por último “en mis tiempos no nos complicábamos la vida con todo eso, solo bailábamos, y con el Danzón nos enamoramos y nos divertíamos” comentario que respeto totalmente, por la forma tan directa en que nos lo vertió. Lo confieso, su comentario inicialmente me incomodó, pero también me dio pauta para después repasar mis conceptos, y confirmar que somos individuos, que nuestra percepción del mundo es muy particular. Por ello el título, parafraseando al filósofo y matemático francés René Descartes su famosa frase “Cogito……ergo sum” traducida y adecuada a esta situación; “pienso…me incomodo…….luego existo”
Atentamente
Aspirante eterno
Enrique Guerrero Rivera
Noviembre 2009

INSCRIPCION A LA ASOCIACION MEXICANA DE DANZONERO

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...